Actualidad

diligencias atestado

Diligencias de un atestado: Localización y obtención de atestados

Para las aseguradoras disponer de un servicio de localización y obtención de atestados ágil y eficaz es clave para conseguir la satisfacción de los clientes. Pero también lo es para las propias aseguradoras, ya que les permitirá ahorrar tiempo para dedicar a otras cuestiones. Y para llevar a cabo un proceso de localización y obtención de atestados eficaz conocer las diligencias de un atestado se muestra fundamental para las aseguradoras, que podrán variar en función de cada atestado.

¿Qué son las diligencias de un atestado?

Un atestado policial es un documento elaborado por las autoridades policiales que recoge los datos y circunstancias relacionadas con un accidente de tráfico de manera objetiva. A esos datos y circunstancias recogidas en el atestado se les conoce como diligencias, las cuales sirven para aclarar lo sucedido, y en caso de que ambas partes del accidente consideren culpable a la otra, para determinar la culpabilidad del accidente.

Las diligencias de un atestado servirán, a priori, para que las aseguradoras puedan saber si sus clientes han sido los culpables del accidente, lo que ayudará a llevar a cabo un proceso de localización y obtención de atestados eficaz.

Las realizará la policía judicial y describirán los hechos sucedidos de una manera objetiva. Podrán incluir informes técnicos o periciales, manifestaciones, impresiones y conclusiones obtenidas por la policía judicial.

Las diligencias de un atestado más habituales y que las aseguradoras deben conocer

A continuación indicamos las diligencias que pueden estar contenidas en un atestado policía, las cuales resultan de gran ayuda para que las aseguradoras puedan llevar a cabo la localización y obtención de atestados de manera eficaz. Asimismo, todas las diligencias que mostramos a continuación están establecidas en el artículo 292 de la Ley de enjuiciamiento criminal.

  • Diligencia de conocimiento de hecho:

Se refiere a la forma en que se ha comunicado la existencia del presunto ilícito penal cometido, que puede ser vía telefónica, por denuncia, etc.

  • Diligencia de identificación:

Cuando en el accidente de tráfico ha habido heridos, las autoridades policiales deben tomar nota de sus datos personales para su identificación, así como de los datos del centro sanitario al que serán trasladados. También habrá que informar del pronóstico inicial de las heridas o lesiones, así como de la evolución.

  • Diligencia de inspección ocular:

En la diligencia de inspección ocular se indican todos aquellos hechos, detalles o condiciones que puedan observar las autoridades policiales a simple vista.

  • Diligencia de información de derechos:

Se refiere a la comunicación verbal y/o por escrito de los hechos ocurridos a las personas implicadas en el accidente.

  • Diligencia de identificación:

Se procede a filiar a los responsables de los hechos ocurridos.

  • Diligencia de manifestación:

Esta diligencia contiene las declaraciones de las personas que intervienen en los hechos.

  • Diligencia de parecer de la fuerza instructora:

En esta diligencia se realiza una conclusión de manera provisional por parte de las autoridades policiales respecto a la posible comisión de un delito, así como la participación de los intervinientes en el mismo respecto de aquel.

  • Diligencia de remisión a juzgado:

Cuando la ley proceda, se remite una copia del levantamiento del atestado al juzgado de guardia o al juzgado competente territorialmente o materialmente.

Todas estas diligencias servirán como pruebas en un posible juicio, siempre y cuando sea ratificada por el agente correspondiente de la policía judicial que redactó la diligencia en el acto de la vista.

Según lo establecido en el artículo 297 de la Ley de enjuiciamiento criminal, la diligencia actúa de un modo similar a una denuncia.

Un atestado policial se divide en cuatro tipos de diligencias

Por lo general, el atestado policial siempre tendrá las siguientes cuatro diligencias:

  • Diligencias iniciales:

Se refleja el hecho delictivo del que las autoridades policiales tienen conocimiento, siendo la comparecencia el hecho más frecuente. Puede ser la notificación de los hechos por parte de los perjudicados o de un testigo, así como la versión del policía judicial, con posible presentación de detenidos y efectos del delito.

  • Diligencias de trámite:

Las diligencias de trámite son de carácter unitario, y derivan de la propia actuación policial. Pueden ser varias, como la solicitud de antecedentes o la petición de partes facultativos, siendo obligatoria la diligencia de notificación de derechos al detenido.

  • Diligencias indagatorias:

Toda actuación policial cuyo objetivo sea averiguar y aclarar todo lo relacionado con los hechos sucedidos. Podríamos decir que es la fase de investigación, y aquí se tomaría declaración a las personas implicadas en el accidente así como a posibles testigos.

  • Diligencias de terminación y remisión:

En esta diligencia se remite a la autoridad judicial pertinente, poniendo a su disposición al detenido y adjuntos los efectos intervenidos.

Estas cuatro diligencias siempre están presentes en los atestados policiales, y en función de los hechos ocurridos, podrían completarse con las comentadas anteriormente.

Como podemos comprobar, las diligencias son la parte más importante de un atestado policial. Son indispensables en el proceso de localización y obtención de atestados por parte de las aseguradoras.